Recibe actualizaciones por correo:

Delivered by FeedBurner

10/04/11

... la lucha sigue!

10 de abril de 2011



Es costumbre de quien administra este blog, leer los periódicos los domingos por las mañanas. Grande es mi sorpresa al observar que en este día domingo 10 de abril, aniversario luctuoso del General Emiliano Zapata, prácticamente no haya noticias sobre este acontecimiento.

Me formulo algunas preguntas:
¿Por qué no se le da el mismo tratamiento a esta fecha como al 21 de marzo?
¿Por qué pocas noticias al respecto?
¿Por qué tan poca información?

Contrasta en la prensa los ríos de tinta sobre las noticias de la "Guerra contra el crimen organizado" y el "Clásico de clásicos" a diferencia de la ausencia de notas sobre el aniversario luctuoso de Zapata.

Después de la decepción que sufrí al leer los medios impresos, decidí buscar información en un medio más democrático y menos tendencioso: la red.

Me encontré con la siguiente información, que considero valiosa y digna de compartir... aquí hago mi parte.

@rockcommel
--------------------------------------------------------------------------------------

     Fuente:  Díaz Soto y Gama, Antonio, La revolución agraria del sur y Emiliano Zapata su caudillo, México, Ediciones El Caballito, 1976, págs. 227 a 238.




Al llegar allí en la mañana del 10 de abril de 1919, corrieron rumores de que el enemigo se aproximaba: por lo que el General Zapata, de acuerdo con Guajardo, arregló los dispositivos de combate: Guajardo atacaría al enemigo por la llanura, mientras que Zapata, le haría frente en un punto conocido con el nombre de la Piedra Encimada.

La alarma resultó falsa, pues el enemigo no apareció por parte alguna, y entonces Guajardo aprovechó la oportunidad para invitar a Zapata a almorzar con él en el interior del casco de la Hacienda de Chinameca, el cual forma un recinto completamente cerrado por alta muralla y que sólo tiene una entrada protegida por una fachada provista de almenas.

Por esa puerta tenía que entrar forzosamente Zapata si aceptaba la invitación, como lo hizo, y en ese instante se consumó la tragedia, en la forma innoble que el parte aludido, detalla.

Vamos a ver al coronel, dijo el jefe Zapata: que vengan nada más diez hombres conmigo, ordenó. Le seguimos diez, tal como él lo ordenara, quedando el resto de la gente, muy confiada, sombreándose debajo de los árboles y con las carabinas enfundadas. La guardia formada (la de la gente de Guajardo) parecia preparada para hacerle los honores (al Jefe Zapata). El clarín tocó tres veces llamada de honor, y al apagarse la última nota, al llegar el general en jefe al dintel de la puerta, de la manera más alevosa, más cobarde, más villana, a quemarropa, sin dar tiempo para empuñar las pistolas, los soldados que presentaban armas, descargaron dos veces sus fusiles y nuestro inolvidable general Zapata cayó para no levantarse más. Su fiel asistente, Agustín Cortés, moría al mismo tiempo. Palacios debe haber sido asesinado en el interior de la hacienda. La sorpresa fue terrible; los soldados del traidor Guajardo, parapetados en las alturas, en el llano, en la barranca, por todas partes (cerca de mil hombres), descargaban sus fusiles sobre nosotros. Bien pronto la resistencia fue inútil; de un lado éramos un puñado de hombres consternados por la pérdida del jefe y del otro un millar de enemigos que aprovechaban nuestro desconcierto para batirnos encarnizadamente. Así fue la tragedia, así correspondió Guajardo, el alevoso, a la hidalguía de nuestro general en jefe. Así murió Emiliano Zapata. Así mueren los valientes, los hombres de pundonor, cuando sus enemigos, para poder enfrentarse a ellos, recurren a la traición y al crimen ...

                                               El Mayor S. Reyes Avilés.- Firmado.

La versión de los hechos contenida en el parte anterior, me ha sido confirmada por todos los testigos presenciales de quienes, a raíz de los sucesos, solicité informes sobre el particular.

En cuanto a la actitud de Carranza, baste decir que premió al Coronel Guajardo por su hazaña, elevándolo al grado inmediato de general y otorgándole una gratificación de cincuenta mil pesos ...

Como la indignación me llevaría demasiado lejos si yo comentase este incalificable crimen, me limitaré a decir que el juicio de la posteridad contra Carranza, tiene que ser muy severo, como lo ha sido ya el de todos los contemporáneos no cegados por un personalismo ciego, y que será indiscutiblemente) uno de los más graves cargos que la historia formule contra don Venustiano.


Fuente: Díaz Soto y Gama, Antonio, La revolución agraria del sur y Emiliano Zapata su caudillo, México, Ediciones El Caballito, 1976, págs. 227 a 238.


-------------------------------------------------------------------------------
Como extra un video de los funerales del General Zapata:







FUNERAL DE EMILIANO ZAPATA por pacogaray

Aquí otro clip relacionado:

http://www.youtube.com/watch?v=sdfQiPZIRvs

1 comentario:

PapáSan dijo...

Buena información Romel

Entradas relacionadas en este Pizarrón

Visitantes

Directorio

Directorio mexicano de México / Mexico
planetamexico.com.mx
estamos en
Blogs de México poker stars

  © Blogger templates Newspaper III by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP