Recibe actualizaciones por correo:

Delivered by FeedBurner

27/07/10

Sentimientos encontrados


Ayer por la tarde recibí un mensaje de texto por el celular.

- Q onda q tal, me dicen q el Manuel se accidentó y murió, voy a averiguar bien y jalo para su casa, averigüen   ustedes.

Lo primero que se me vino  a la mente fue una foto que recibí de él hace unos días por correo, se veía contento, con mucha vitalidad, no parecía que fuera a  fallecer. Tal vez, no quería creerlo.

Finalmente más tarde, por la noche, mientras checaba mi correo, recibí un mensaje instantáneo por el chat, me confirmaban que así había sucedido.

Hoy fue su  entierro, acudí, maneje aproximadamente  60 kilómetros para llegar al pueblo donde lo enterrarían.

Allí estaba en una caja de madera, vi pasar la caja junto a mí varias veces, varías pensé: Qué corta es la vida.

Allí estaba muerto mi compañero de ex escuela, allí estaban otros ex compañeros de la normal, vivos como hace 10 años en que nos vimos por última vez. A varios de ellos no los había visto desde la ceremonia clausura.

Desafortunadamente una tragedia nos hizo volver a encontrarnos.

Poco a poco fueron llegando varios ex compañeros de la normal, conforme los iba saludando tenía sentimientos encontrados: por un lado la alegría de volverlos a ver y por otra la tristeza de que fuera en estas condiciones.

Caía la lluvia, caminamos hasta el cementerio, en el camino nos poníamos al día sobre nuestras vidas, intercambiábamos preguntas como:

¿Dónde estás? ¿Ya tienes hijos? ¿Te casaste? ¿Ya tienes trabajo? ¿Cómo te va? ¿A quién más has visto?...

Llegamos al cementerio, con la llovizna sobre nosotros el aire podía sentirse lúgubre, como recordándonos que era un momento triste.

Poco a poco se fueron quitando sus familiares del cementerio, sus amigos, los que allí se reunieron para darle el último adiós.

Nosotros, sus ex compañeros de la normal, nos reunimos a un costado del cementerio, en una fonda, en esos momentos recordamos varias anécdotas de cuando estudiábamos. En ese momento nuevamente los sentimientos encontrados se hicieron presentes.

Acabó el entierro, nos despedimos con la promesa de encontrarnos en mejores condiciones.

Mientras regresaba a mi casa, recordaba las anécdotas recién escuchadas, anécdotas que ya había escuchado, anécdotas que seguíamos contándonos entre nosotros una y otra vez. Pensaba en esos recuerdos de sentimientos encontrados: alegría-tristeza.

Seguía rumbo a mi casa y recordaba, ¡eso es! recordaba:

"Que somos eso, recuerdos de sentimientos encontrados"

Dedicado a Manuel, descansa en paz.

2 comentarios:

alex trejo dijo...

orale, buena reflexion,

quien no ha pasado por algo casi similiar o semejante,

sentimiento encontrados

ana luisa dijo...

Es importante que expresemos nuestros sentimientos a los amigos y familiares cuando aún están con nosotros. Demostrarles lo importantes son en nuestras vidas y procurar acercamientos.
Agradecer el apoyo que alguna vez recibimos de su parte y estar ahí para cuando ellos nos necesiten... Ser felices y contribuir con su felicidad.
Con frecuencia nos ocurre que cuando nos decidimos a hacer algo por el otro, simplemente ya no está...
"En vida, hermano, en vida".

Entradas relacionadas en este Pizarrón

Visitantes

Directorio

Directorio mexicano de México / Mexico
planetamexico.com.mx
estamos en
Blogs de México poker stars

  © Blogger templates Newspaper III by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP